Historia del lugar


Del convento de la Hospitalaria al hotel Champlain

Después del bloqueo de Richelieu, la cuidad de La Rochelle reabre sus puertas a la religión católica. El rey Luis el 13 ordena que las religiosas emigren al convento de las hospitalarias , situado entre la calle Rambaud y la calle « saintes claires », emplazamiento que reagrupaba jardines, convento y hospital.

Las religiosas fueron expulsadas al fin del siglo 18 por las autoridades de la cuidad que adquiere el convento para transfórmalo en plaza de feria hasta le principio del siglo 19. Una parte de este lugar será vendida a un notable que lo transforma en un hotel particular. El hotel Champlain y su jardín a la francesa ocupa ahora una parte de este antiguo convento.

Historia de una familia y de 3 generaciones

En 1942, Marie-Hélène y Henri Brisson compran este hotel particular para aumentarle algunos años más tarde y transformarle en un hotel de centro de la cuidad.

Le dan el apellido de Champlain porque la señora Brisson admiraba a este explorador. En 1984, el hotel fue transmitido a su hija, Christiane Jouineau que supo mantener y cultivar la herencia del buen gusto y de la hospitalidad.

Desde 2005, su hija Anne asegura la perennidad de una herencia familiar y acompana el hotel en el siglo 21 con toda la modernidad deseada por los clientes.